jueves, 6 de octubre de 2011

Los Planetas Del Sistema Solar.












Los Planetas

Mercurio Venus La Tierra Marte Júpiter Saturno Urano Neptuno Plutón

Los planetas giran alrededor del Sol.

No tienen luz propia, sino que reflejan la luz solar.






Los planetas tienen diversos movimientos. Los más importantes son dos: el de rotación y el de traslación.

Por el de rotación, giran sobre sí mismos alrededor del eje. Ésto determina la duración del día del planeta.
Por el de traslación, los planetas describen órbitas alrededor del Sol. Cada órbita es el año del planeta.
Cada planeta tarda un tiempo diferente para completarla. Cuanto más lejos, más tiempo.
Giran casi en el mismo plano, excepto Plutón, que tiene la órbita más inclinada, ex
céntrica y alargada.

Órbitas de los planetas

Forma y tamaño de los planetas

Los planetas tienen forma casi esférica, 

como una pelota un poco aplanada por los polos.


Los materiales compactos están en el núcleo. Los gases, si hay, forman una atmosfera sobre la superficie.

Mercurio, Venus, la Tierra, Marte y Plutón son planetas pequeños y rocosos, con densidad alta.
Tienen un movimiento de rotación lento, pocas lunas (o ninguna) y forma bastante redonda.
Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, los gigantes gaseosos, son enormes y ligeros, hechos de gas y hielo.
Estos planetas giran deprisa y tienen muchos satélites, más abultamiento ecuatorial y anillos.

Tamaño de los planetas

Formación de los planetas

Los planetas se formaron hace unos 4.500 millones de años, al mismo tiempo que el Sol.


En general, los materiales ligeros que no se quedaron en el Sol se alejaron más que los pesados.

En la nube de gas y polvo original, que giraba en espirales, había zonas más densas, proyectos de planetas.
La gravedad y las colisiones llevaron más materia a estas zonas y el movimiento rotatorio las redondeó
Después, los materiales y las fuerzas de cada planeta se fueron reajustando, y todavía lo hacen.
Los planetas y todo el Sistema Solar continúan cambiando de aspecto. Sin prisa, pero sin pausa.

PlanetasRadio
ecuatorial
Distancia
al Sol (km.)
LunasPeriodo de
Rotación
ÓrbitaInclinación
del eje
Inclinación
orbital
Mercurio2.440 km.57.910.000058,6 dias87,97 dias0,00 º7,00 º
Venus6.052 km.108.200.0000-243 dias224,7 dias177,36 º3,39 º
La Tierra6.378 km.149.600.000123,93 horas365,256 dias23,45 º0,00 º
Marte3.397 km.227.940.000224,62 horas686,98 dias25,19 º1,85 º
Júpiter71.492 km.778.330.000169,84 horas11,86 años3,13 º1,31 º
Saturno60.268 km.1.429.400.00018 *10,23 horas29,46 años25,33 º2,49 º
Urano25.559 km.2.870.990.0001517,9 horas84,01 años97,86 º0,77 º
Neptuno24.746 km.4.504.300.000816,11 horas164,8 años28,31 º1,77 º
Plutón1.160 km.5.913.520.0001-6,39 días248,54 años122,72 º17,15 º
* Algunos astrónomos atribuyen 23 satélites al planeta Saturno.


¿El décimo planeta del Sistema Solar?

Sedna gira alrededor del Sol a una distancia mucho mayor que otros astros del sistema.

Aunque su tamaño aún es incierto, Sedna es el mayor de los planetas localizados alrededor del Sol desde el descubrimiento de Plutón en 1930. Está a más de 10,000 millones de kilómetros de la Tierra en una región llamada Cinturón de Kuiper, que tiene cientos de objetos conocidos, pequeños mundos de roca y hielo, aunque algunos pueden ser tan o más grandes que Plutón. Sedna es más rojo que cualquier otro cuerpo del Sistema Solar, excepto Marte, y sigue una órbita muy elíptica, que en su punto más alejado le sitúa a 135,000 millones de kilómetros del Sol. Por ello, Sedna necesita 11,500 años terrestres para completar una órbita.






             Una Panorámica
                  Del Sistema Solar.





Bases.

   El sistema solar comprende el Sol; los nueve planetas, sesenta y cuatro (64) satéllites de los planetas, grán número de cuerpos menores(cometas y asteroides), y el medio interplanetario. El sistema solarinterno contiene el Sol, MercurioVenus, la Tierra and Marte:









   Los planetas del sistema solar externo son JúpiterSaturnoUrano,Neptuno y Plutón:







   Las órbitas de los planetas son elipses con el Sol en uno de sus focos, aunque todas excepto las de Mercurio y Plutón son casi circulares .Todas las órbitas de los planetas se hallan aproximadamente en el mismo plano (llamado la eclíptica y definido por el plano de la órbita terrestre). La eclíptica está inclinada sólo 7 grados respecto al ecuador del Sol. La órbita de Plutón es la más desviada respecto al plano de la eclíptica con una inclinación de 17 grados. El diagrama muestra los tamaños relativos de las órbitas de los planetas desde un punto algo por encima de la eclíptica (de ahí su apariencia no circular). Todos ellos se desplazan en el mismo sentido (contrario a las agujas del reloj mirando hacia abajo desde el polo norte solar); todos excepto Vennus and Urano giran también sobre si mismos en el mismo sentido.
(El diagrama muestra las posiciones correctas para Octubre de 1996 tal y como son generadas por el excelente programa Starry Night; hay muchos otros programas planetarios disponibles.)







 Esta composición muestra los nueve planetas con sus tamañosrelativos correctos (vea otra composición similar y una comparación de los planetas terrestres o el Apéndice 2 para más información).
   Una forma de poder visualizar los tamaños relativos del sistema solar es imaginarse un modelo en el que todo esté a tamaño reducido por un factor de mil millones (1e9). Entonces la tierra tendría 1.3 cm de diámetro (el tamaño de una uva). La Luna orbitaría a unos 33 cm de distancia. El Sol tendría un diámetro de un metro y medio (casi la altura de un hombre) y estaría a 150 metros (un estadio de futbol) de la Tierra. Jupiter tendría 15 cm de diámetro (el tamaño de una manzana grande) a unos 5 estadios del Sol. Saturno (del tamaño de una naranja) estaría a 10 estadios; Urano y Neptuno (melocotones) a 20 y 30 estadios de distancia. Un humano a esta escala tendría el tamaño de un átomo; la estrella más próxima estaría a 40000 km.
   Enlas ilustraciones no aparecen los numerosos cuerpos menores del sistema solar: los satélites de los planetas; el gran número deasteroides (pequeños cuerpos rocosos) orbitando el Sol, principalmente entre Marte y Júpiter pero también a otras distancias; y los cometas(pequeños cuerpos de hielo) que se acercan y abandonan la zona interior del sistema solar en órbitas muy alargadas y con orientaciones muy variadas respecto a la eclíptica.Con pocas excepciones, los satélites de los planetas los orbitan en el mismo sentido que los planetas al sol y, aproximadamente, en el plano de la eclíptica pero esto no es generalmente cierto para los cometas y asteroides.

Clasificación.

   La clasificación de estos objetos es materia de algunas controversias menores. Tradicionalmente, el sistema solar se ha dividido en planetas(los grandes cuerpos que giran alrededor del Sol), sus satélites(también llamados lunas, objetos de tamaño variable girando alrededor de los planetas), asteroides (pequeños cuerpos densos orbitando el Sol) y cometas (pequeños cuerpos, principalmente de hielo, con órbitas muy excéntricas). Desafortunadamente, el sistema solar se ha revelado como mucho más complejo de lo que esta clasificación parece sugerir:
  • Hay varias lunas mayores que Plutón y dos mayores que Mercurio;
  • Hay varias pequeñas lunas que parecen ser asteroides capturados;
  • A veces los cometas no se pueden distinguir de los asteroides;
  • Los objetos del Cinturón de Kuiper y otros como Chirón no encajan bien en este esquema;
  • Los sistemas Tierra-Luna y Plutón-Caronte a veces son cosiderados "planetas dobles".
   Se pueden sugerir otras clasificaciones basadas en la composición química y/o el punto de origen que intentan ser más válidas fisicamente. Pero normalmente acaban con demasiadas clases o demasiadas excepciones. Lo fundamental es que muchos cuerpos son únicos; nuestros conocimientos actuales son insuficientes para establecer categorías claras. En las páginas siguientes usaré las categorías convencionales.
   Los nueve cuerpos habitualmente denominados planetas son clasificados a menudo de otras formas:
  • por composición:
    • planetas terrestres or rocosos planets: Mercurio, Venus, Tierra, y Marte:
      • Los planetas terrestres están compuestos primordialmente de roca y metal y tienen densidades relativamente altas, rotaciónes lentas, superficies sólidas, carecen de anillo y tienen pocos satélites.
    • planetas jovianos or gaseosos : Júpiter, Saturno, Urano, y Neptuno:
      • Los planetas gaseosos están compuestos primordialmente de hidrógeno y helio y, generalmente, tienen densidades bajas, rotación rápida, atmósferas profundas, anillos y muchos satélites.
    • Plutón.
  • por tamaño:
    • pequeños planetas: Mercurio, Venus, Tierra, Marte y Plutón.
      • Los planetas pequeños tienen diámetros menores de 13.000 km.
    • planetas gigantes: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.
      • Los planetas gigantes tienen diámetros mayores de 48000 km.
    • Mercurio y Plutón son denominados a veces planetas inferiores (no se debe confundir con planetas menoresque es el término oficial para los asteroides). (N del T. está denominación para mercurio y Plutón no es habitual en lengua española)
    • Los planetas gigantes son denominados a veces gigantes gaseosos.
  • por su posición en relación al Sol:
    • planetas interiores: Mercurio, Venus, Tierra y Marte.
    • planetas exteriores: Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno and Plutón.
    • El cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter forma la frontera entre el sistema solar interno y el sistema solar externo.
  • Por su posición relativa a la Tierra:
    • planetas inferiores: Mercurio y Venus.
      • más próximos al Sol que la Tierra.
      • Los planetas inferiores muestran fases similares a las lunares cuando se observan desde la Tierra.
    • La Tierra.
    • planetas superiores: Desde MArte hasta Plutón.
      • más alejados del Sol que la Tierra.
      • Los planetas superiores siempre aparecen totalmente iluminados o casi.
  • por historia:
    • planetas clásicos: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, y Saturno.
      • conocidos desde tiempos prehistóricos
      • visibles a simple vista
    • planetas modernos: Urano, Neptuno, Plutón.
      • descubiertos en tiempos modernos
      • visibles solo con telescopios
      • Planeta Mercurio.
        Mercurio es el planeta del Sistema Solar más próximo al Sol, y el más pequeño (a excepción de los planetas enanos). Forma parte de los denominados planetas interiores o terrestres. Mercurio no tiene satélites. Se conocía muy poco sobre su superficie hasta que fue enviada la sonda planetaria Mariner 10, y se hicieron observaciones con radares y radiotelescopios.
        Antiguamente se pensaba que la superficie de Mercurio siempre presentaba la misma cara al Sol, situación similar al caso de la Luna con la Tierra; o sea, su periodo de rotación era igual a su periodo de traslación (88 días). Sin embargo, en 1965 se mandaron pulsos de radar hacia Mercurio, con lo cual quedó definitivamente demostrado que su periodo de rotación era de 58,7 días, lo cual es 2/3 de su periodo de traslación. Esto no es coincidencia, y es una situación denominada resonancia de giro-orbital.
        Planeta Venus.
        Venus es el segundo planeta del Sistema Solar en orden de distancia desde el Sol. Recibe su nombre en honor a Venus, la diosa romana del amor. Se trata de un planeta de tipo terrestre o telúrico, llamado con frecuencia el planeta hermano de la Tierra, ya que ambos son similares en cuanto a tamaño, masa y composición.
        Al encontrarse Venus más cercano al Sol que la Tierra, siempre se puede encontrar, aproximadamente, en la misma dirección del Sol, por lo que desde la Tierra se puede ver sólo unas cuantas horas antes del orto o después del ocaso. A pesar de ello, cuando Venus es más brillante puede ser visto durante el día, siendo uno de los tres únicos cuerpos celestes que pueden ser vistos tanto de día como de noche (los otros son la Luna y el Sol). Venus es normalmente conocido como la estrella de la mañana (Lucero del Alba) o la estrella de la tarde (Lucero Vespertino).
        Planeta Tierra.
        La Tierra es el tercer planeta del Sistema Solar, considerando su distancia al Sol, y el quinto de ellos según su tamaño. Es el único planeta del universo que se conoce en el que exista y se origine la vida. La Tierra se formó al mismo tiempo que el Sol y el resto del Sistema Solar, hace 4.570 millones de años.
        La Tierra posee un único satélite natural, la Luna.
        La Tierra gira alrededor del Sol describiendo una órbita elíptica a una velocidad media de 29,8 km. por segundo.
        La distancia media que la separa del Sol es de 149.600.000 km.
        La Tierra realiza, entre otros, los siguientes movimientos de forma simultánea:
        .- Traslación alrededor del Sol siguiendo su órbita que se denomina Eclíptica.
        .- Rotación sobre su propio eje con una duración de: 23 horas, 56 minutos y 3,5 segundos.
        .- Precesión.
        .- Nutación.
        Planeta Marte.
        Marte es el cuarto planeta del Sistema Solar. Forma parte de los llamados planetas telúricos (de naturaleza rocosa, como la Tierra) y es el primero de los planetas exteriores a la órbita terrestre.
        Tycho Brahe midió con gran precisión el movimiento de Marte en el cielo. Los datos sobre el movimiento retrógrado aparente (lazos) permitieron a Kepler hallar la naturaleza elíptica de su órbita y determinar las leyes del movimiento planetario conocidas como leyes de Kepler.
        Los planetas superiores o exteriores, nunca pasan entre el Sol y la Tierra ni jamás se les ve en creciente ni en cuarto; sus fases están poco marcadas, hecho que es fácil de demostrar geométricamente.
        Considerando el triángulo Sol-Tierra-Marte, el ángulo de fase es el que forman el Sol y la Tierra vistos desde Marte. Alcanza su valor máximo en las cuadraturas cuando el triángulo STM es rectángulo en la Tierra.
        Marte tiene dos minúsculos satélites, dos peñascos de forma irregular, Fobos y Deimos. El primero mide 27 x 21 x 19 km y el segundo 15 x 12 x 11 km. Deimos gravita a 20.000 km de altitud y Fobos a 6.100 km.
        Planeta Jupiter.


        Júpiter es el quinto planeta del Sistema Solar. Forma parte de los denominados planetas exteriores o gaseosos. Recibe su nombre del dios romano Júpiter.
        Se trata del planeta que ofrece un mayor brillo a lo largo del año dependiendo de su fase. Es, además, después del Sol el mayor cuerpo celeste del Sistema Solar, con una masa de más de 310 veces la terrestre, y un diámetro unas 11 veces más grande.
        Los cuatro principales satélites de Júpiter fueron descubiertos por Galileo Galilei el 7 de enero de 1610, razón por la que se les llama satélites galileanos.
        Estos satélites son muy distintos entre sí:
        .- Ío, el más interior, es un mundo volcánico con una superficie en constante renovamiento y calentado por efectos de marea provocados por Júpiter y Europa.
        .- Europa, el siguiente satélite, es un mundo helado bajo el cual se especula la presencia de océanos líquidos de agua e incluso la presencia de vida.
        .- Ganímedes, con un diámetro de 5268 km, es el satélite más grande de todo el sistema solar. Está compuesto por un núcleo de hierro cubierto por un manto rocoso y de hielo.
        .- Calisto se caracteriza por ser el cuerpo que presenta mayor cantidad de cráteres producidos por impactos en todo el sistema solar.
        Además de los mencionados satélites galileanos, las distintas sondas espaciales enviadas a Júpiter y observaciones desde la Tierra han ampliado el número total de satélites de Júpiter.
        Planeta Saturno.
        Saturno es el sexto planeta del Sistema Solar, es el segundo en tamaño después de Júpiter y es el único con un sistema de anillos visible desde nuestro planeta. Su nombre proviene del dios romano Saturno. Forma parte de los denominados planetas exteriores o gaseosos, también llamados jovianos por su parecido a Júpiter. Antes de la invención del telescopio, Saturno era el más lejano de los planetas conocidos y, a simple vista, no parecía luminoso ni interesante. El primero en observar los anillos fue Galileo en 1610 pero la baja inclinación de los anillos y la baja resolución de su telescopio le hicieron pensar en un principio que se trataba de grandes lunas. Christiaan Huygens con mejores medios de observación pudo en 1659 observar con claridad los anillos. James Clerk Maxwell en 1859 demostró matemáticamente que los anillos no podían ser un único objeto sólido sino que debían ser la agrupación de millones de partículas de menor tamaño.
        Saturno es un planeta visiblemente achatado en los polos con un ecuador que sobresale formando la figura de un esferoide oblatado. Los diámetros ecuatorial y polar son respectivamente 120536 y 108728 km. Este efecto es producido por la rápida rotación del planeta, su naturaleza fluida y su relativamente baja gravedad. Los otros planetas gigantes son también oblatados pero no en tan gran medida. Saturno posee una densidad específica de 690 kg/m³ siendo el único planeta del Sistema Solar con una densidad inferior a la del agua (1000 kg/m³). Si existiera un recipiente lleno de agua con las dimensiones suficientes para introducir a Saturno, este flotaría. El planeta está formado por un 90% de hidrógeno y un 5% de helio. El volumen del planeta es suficiente como para contener 740 veces la Tierra, pero su masa es sólo 95 veces la terrestre.
        Saturno tiene un gran número de satélites, el mayor de los cuales, Titán es la única luna del Sistema Solar con una atmósfera importante. Los satélites más grandes, conocidos antes del inicio de la investigación espacial son: Mimas, Encélado, Tetis, Dione, Rea, Titán, Hiperión, Jápeto y Febe.
        Planeta Urano.


        Urano es el séptimo planeta del Sistema Solar. La principal característica de Urano, parece ser la extraña inclinación de su eje de rotación casi noventa grados con respecto a su órbita; la inclinación no solo se limita al mismo planeta, sino también a sus anillos, satélites y el campo magnético del mismo. Urano posee la superficie más uniforme de todos los planetas por su característico color azul-verdoso, producido por la combinación de gases presentes en su atmósfera, y tiene unos anillos que no se pueden observar a simple vista; Además, posee un anillo azul, el cual es una rareza planetaria. Urano es uno de pocos planetas que tiene un movimiento retrógrado, similar al de Venus.
        Urano tiene 27 satélites naturales conocidos. Los nombres de los satélites de Urano se toman de los personajes de las obras de William Shakespeare y Alexander Pope, especialmente de sus protagonistas femeninas.
        Los satélites más grandes son Titania y Oberón, de tamaño similar (1580 y 1520 km de diámetro, respectivamente). Otros satélites importantes son Umbriel, Ariel y Miranda. Estos eran los cinco satélites conocidos de Urano antes de que el Voyager 2 llegara allí. Ninguno de los satélites de Urano tiene atmósfera.
        Urano posee un núcleo compuesto de rocas y hielos de diferente tipo, estos últimos mucho más abundantes. El planeta cuenta con una gruesa atmósfera formada por una mezcla de hidrógeno y helio que puede representar hasta un 15% de la masa planetaria. Urano (como Neptuno) es en muchos aspectos un gigante gaseoso cuyo crecimiento se interrumpió sin haber acumulado las grandes masas de gases de los planetas gigantes interiores Júpiter y Saturno.
        El interior de Urano no es propicio para la vida, ya que la presión y el frío son extremos, además de que los rayos del Sol no traspasan poco más de unos cientos de metros la atmósfera.
        Planeta Neptuno.
        Neptuno es el octavo y último planeta del Sistema Solar. Forma parte de los denominados planetas exteriores o gaseosos. Su nombre proviene del dios romano Neptuno, el dios del mar.
        Tras el descubrimiento de Urano, se observó que las órbitas de Urano, Saturno y Júpiter no se comportaban tal como predecían las leyes de Kepler y de Newton. Adams y Le Verrier, de forma independiente, calcularon la posición de otro planeta, Neptuno, que encontró Galle, el 23 de septiembre de 1846, a menos de un grado de la posición calculada por Adams y Le Verrier. Más tarde, se advirtió que Galileo ya había observado Neptuno en 1611, pero lo había tomado por una estrella.
        Antes de la llegada del Voyager 2, sólo se conocían dos satélites de Neptuno: Tritón y Nereida. El Voyager descubrió otros seis. Uno de ellos, Larisa, fue visto desde la Tierra en 1981, pero se tomó como una sección de los anillos de Neptuno. La mayoría de los satélites descubiertos miden menos de 200 km de diámetro y podrían ser restos de lunas mayores que se fraccionaron. Proteo es uno de los mayores satélites con 400 km de diámetro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada